El control inhibitorio o control de impulso en los juegos de mesa

El control inhibitorio o control de impulso en los juegos de mesa

¿Serías capaz de estar durante más de un minuto evitando decir ni SÍ, ni NO, ni BUENO, ni MALO?


¿Y si además pides a tus acompañantes que se esfuercen para conseguir que tú digas algunas de estas palabras?


Ponte a prueba por ti misma y descubrirás que no es nada fácil, esto se debe a que nuestro cerebro tiene aprendidos determinados patrones de respuesta que luego, aunque queramos suprimirlos conscientemente y poniendo nuestra voluntad no nos será nada fácil.


Esto es lo que trabajan muchos juegos de mesa en los que se habla de control inhibitorio o también conocido como control de impulso y que no es más que intentar evitar que nuestro cerebro no haga ni nos haga hacer aquello a lo que estamos acostumbrado.


Es muy normal en los tiempos en los que vivimos funcionar en ‘piloto automático’ sin detenernos a pensar mucho lo que hacemos o decimos. Se trata de un mecanismo que por otro lado nos hace la vida más fácil, te imaginas tener que hacer que cada decisión que tomas tuviese que ser consciente requiriendo toda tu atención. Sacar la leche del frigorífico, abrocharse el cinturón al conducir, coger a tu hija, contestar una llamada de teléfono, encender el móvil…. lo importante es saber separar las actividades que queremos hacer de manera totalmente enfocada, y aceptar que aún así nos costará desactivar este piloto automático por completo.


Trabajar el control inhibitorio ayuda a los niños a recordar las reglas y a dejar de hacer ciertas conductas que realizan sin pensar tratando de mejorar su conciencia presente.


La mejor forma para trabajar el autocontrol en la etapa infantil será a través del juego, del ejercicio, y el movimiento, ya que estas son varias de las ocupaciones más significativas del periodo vital en el que se encuentran. 


¿Sabías algunos de los beneficios del desarrollo del control de impulsos?


  • estaremos más enfocados, con una mejor atención, evitando distracciones que nos alejan de la tarea que estemos haciendo
  • nos enseñan a respetar el tiempo de los turnos, sin que la espera se haga interminable.
  • nos facilita el proceso de aprender las normas o las instrucciones
  • nos permite una mejor gestión emocional y poner en marcha estrategías que regulen nuestras emociones
  • nos ayudan a controlar mejor la impulsividad, permitiéndonos pensar de una forma más sostenida.

A continuación, os proponemos varios juegos con los que entrenar esta faceta tan importante en la infancia y en cualquier etapa de nuestra vida:


Halli galli

Speed cups

Cakes

Shrimp

Color line

Jungle Speed Kids

Monster match

Fantasma Blitz

Dobble

Crazy Clack!

Bananazul

Descifrados

 

Fast Check

 

¿Cuál de ellos es tu favorito?

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.